¿Qué es un Chromebook?

| |

Lo primero que debes tener claro es que un Chromebook no es un portátil convencional.

Esto hace que, paralelamente a sus ventajas, los Chromebooks tengan limitaciones importantes que te conviene conocer antes de adquirir uno.

Qué es un Chromebook

Un Chromebook es un dispositivo ideado por Google que se puede definir como un terminal de acceso a internet.

En vez de trabajar con programas instalados en el dispositivo, el Chromebook utiliza aplicaciones online. De igual forma, en lugar de guardar los archivos en el disco duro, los almacena en la nube.

Al igual que pasa con los PC y los ordenadores Mac, los Chromebooks tienen su propio sistema operativo, Chrome OS, el cual está basado en Linux.

El siguiente vídeo ya tiene unos cuantos años, pero resume muy bien la idea que inspiró el desarrollo de Chrome OS:

Desventajas del Chromebook

Los Chromebooks tienen una limitación fundamental respecto a los portátiles convencionales:

Con un PC o un Mac puedes elegir entre usar una aplicación online o un programa instalado en tu ordenador. Con un Chromebook no tienes esa libertad: solo puedes usar aplicaciones online.

En efecto, Chrome OS no permite ejecutar programas .exe, pero la contrapartida es que eso hace que los Chromebooks sean muy seguros ya que evita la entrada de virus. (Más adelante analizaré el tema de la seguridad en el Chromebook con más detalle).

Otro aspecto negativo es que las actualizaciones de los Chromebooks tienen fecha de vencimiento. Tal como explica Google, los Chromebooks reciben actualizaciones automáticas solo hasta la fecha de vencimiento. A partir de ahí podrás seguir usando tu Chromebook pero ya no se actualizará más, lo cual te obligará, más temprano que tarde, a comprar uno nuevo.

El período de vida útil del Chromebook es de unos cinco años a partir de la fecha de lanzamiento del dispositivo (no de la fecha de compra).

Otra limitación importante es que Chromebook te obliga a navegar con Chrome: no puedes instalar Safari, Firefox, Microsoft Edge ni ningún otro navegador.

¿En qué áreas es preferible un PC a un Chromebook?

Hay dos aspectos donde los Chromebooks están en desventaja respecto a un PC: la edición multimedia y los juegos.

1. La edición multimedia

Aunque puedes encontrar buenas aplicaciones online para editar sonido, gráficos y vídeos (por ejemplo, PicMonkey para gráficos y WeVideo para vídeos), no son comparables a los programas profesionales para Mac y Windows como Adobe Premier Pro o Photoshop.

(Respecto a este último, una manera de usar Photoshop en Chromebook es instalar la versión disponible en Google Play, Photoshop Express, aunque lo encontrarás mucho más limitado que el Photoshop original).

2. Los juegos

Los juegos de ordenador más populares están creados para PC, por lo que los aficionados a jugar deberían decantarse por un Windows antes que un Chromebook.

La contrapartida es que con un Chromebook podrás disfrutar de una enorme cantidad de juegos disponibles en Google Play, muchos de los cuales no están disponibles para PC.

Ventajas del Chromebook

Ahora que conoces las principales limitaciones de los Chromebooks, veamos cuales son sus características más positivas.

1. Relación calidad precio

Tomando en cuenta lo poco que me costó (375 euros) y los beneficios que me ha proporcionado, mi Chromebook es una de las mejores compras que he hecho.

No hay duda que el precio es uno de los aspectos más atractivos de estos dispositivos. Si los comparas con los PC de prestaciones similares, en general los Chromebooks son más baratos.

Sin embargo, esto último no es una regla absoluta. También puedes encontrar ordenadores con Windows capaces de competir en precio con Chromebooks de prestaciones similares.

2. Actualizaciones de Chrome OS

Una ventaja de no tener aplicaciones instaladas en el Chromebook es que nunca tendrás que perder tiempo esperando a que el programa tal o cual se actualice.

El Chromebook busca automáticamente las actualizaciones de seguridad y de software y las instala en segundo plano. Cuando vuelvas a encenderlo o reiniciarlo ya estará actualizado, sin que hayas tenido que hacer nada y sin necesidad de interrumpir tu trabajo.

3. Almacenamiento en el Chromebook

Como te comenté antes, tus archivos no se alojan en el dispositivo sino en Google Drive. (Los únicos archivos alojados en tu Chromebook son las descargas). Al adquirir un Chromebook, Google te proporciona 100 GB de almacenamiento gratis en Google Drive durante dos años, los cuales se añaden a los 15 GB gratuitos de los que ya dispones si tienes una cuenta de Gmail.

Es decir, en total dispones de 115 GB de almacenamiento en la nube.

Pasados dos años, tus archivos permanecerán en Google Drive y siempre podrás acceder a ellos y editarlos, pero no podrás subir nuevos archivos a menos que compres espacio de almacenamiento.

La cantidad de espacio que tendrás disponible depende del plan que escojas, pero son precios razonables. (El plan de 100 GB, por ejemplo, cuesta unos 20 € anuales).

Puedes escoger planes de 100 GB a 30 TB de capacidad (consulta todos los planes disponibles).

4. Olvídate de las copias de seguridad

Como tus archivos están sanos y salvos en Google Drive, no hay riesgo de que se evapore tu trabajo si pierdes o te roban el Chromebook.

Todos los cambios en tus documentos se guardan automáticamente mientras trabajas sin necesidad de clicar “Guardar”.

5. El fantástico SDD del Chromebook

El zumbido constante en un ordenador puede llegar a ser muy molesto.

Con un Chromebook no tendrás ese problema. Es absolutamente silencioso, en parte porque no emplea los clásicos discos duros giratorios (HDD), sino unidades de almacenamiento de estado sólido (SDD).

Los SDD son mucho más rápidos que los HDD, por lo que los Chromebooks se encienden y están operativos en pocos segundos.

Otro motivo por el que son tan silenciosos es que los Chromebooks no se calientan tanto como un ordenador convencional, por lo que el ventilador no hace tanto ruido. De hecho, el ventilador es prácticamente inaudible. Esto es otra ventaja de no ejecutar programas en el ordenador, ya que el procesador no necesita trabajar tanto.

Todo esto hace que, además de ser silencioso, el Chromebook se caliente poco y tenga muy buen rendimiento de batería. (El mío dura de 8 a 10 horas, y se carga completamente en una hora y media aproximadamente).

7. Seguridad del Chromebook

Es extremadamente difícil hackear un Chromebook. De hecho, tal vez sea imposible. Te cuento por qué:

  • Siempre actualizado. Las actualizaciones de Chrome OS son automáticas, lo que te asegura que nunca habrá ningún agujero en la seguridad (a menos que sigas utilizando tu Chromebook después de la fecha de vencimiento).
  • Chequeo automático continuo. Cada vez que el Chromebook se inicia hace un chequeo del sistema, y si detecta algún problema lo arregla automáticamente.
  • Información encriptada. La mayor parte de tus archivos están sanos y salvos en la nube. Sin embargo, la información que permanece en el Chromebook (cookies, descargas, etc.) está encriptada.
  • Sin virus. No hace falta instalar un antivirus en un Chromebook, ya que la gran mayoría de virus se diseñan para atacar ordenadores que funcionan con Windows, no con Chrome OS. Además, como te comenté antes, no es posible descargar ningun programa ejecutable (.exe) en un Chromebook, y aunque de alguna manera lograse entrar un virus, gracias al sandbox sería imposible que se propagase.

El sandbox (literalmente, caja de arena en inglés) es un área restringida y compartimentada en Chrome. Cada pestaña y aplicación del navegador se ejecuta en su propio sandbox, quedando así aislada del resto del sistema. Así, en el caso de que hubiera un peligro, la amenaza no podría propagarse a ninguna otra parte del sistema.

Ten en cuenta que el Chromebook no puede protegerte de las imprudencias, como por ejemplo usar una contraseña débil o accesible para terceros, compartir información en webs poco seguras o instalar extensiones maliciosas en Chrome.

8. Experiencia de usuario

La experiencia de usuario en el Chromebook es agradable, fácil e intuitiva, tal como es habitual en los productos de Google. Te comento los aspectos más destacados.

Ligero, compacto y resistente

El Chromebook pesa muy poco y es muy compacto, lo que lo hace práctico de transportar. Es un todo terreno resistente al trabajo duro, y se conecta sin problemas a cualquier red de wifi disponible.

Tecla de búsqueda

Es muy fácil buscar algo en Chromebook. No podía ser de otra forma, siendo como es un producto del buscador universal por excelencia.

Una tecla especial abre instantáneamente la opción de búsqueda, que no solo incluye internet sino también aplicaciones en el dispositivo.

Al igual que en los móviles Android, basta con decir “OK Google” para activar el asistente de Google (siempre y cuando lo tengas habilitado).

El touchpad del Chromebook

Según emplees combinaciones de uno, dos o tres dedos, con el ratón táctil del Chromebook se puede hacer de todo. Por ejemplo:

  • deslizarte rápidamente por el documento (moviendo dos dedos simultáneamente arriba o abajo)
  • avanzar y retroceder en el navegador (deslizando dos dedos hacia la izquierda o la derecha)
  • abrir el menú del botón derecho del ratón (clicando simultáneamente con dos dedos sobre el touchpad)
  • ver todas las ventanas abiertas simultáneamente (moviendo tres dedos hacia abajo a la vez)
  • cerrar una pestaña (clicándola con tres dedos a la vez)
  • seleccionar una pestaña entre varias (moviendo tres dedos lateralmente)

Escritorios y usuarios adicionales

En un Chromebook puedes tener no solo varias ventanas abiertas a la vez, sino incluso diversos escritorios abiertos simultáneamente, cada uno con sus correspondientes ventanas y pestañas. Esto va muy bien para trabajar de forma organizada y simultánea en diferentes áreas.

Ejemplo de escritorios simultáneos en Chromebook
El escritorio 1 tiene un conjunto de ventanas y pestañas totalmente independiente del escritorio 2. En la barra superior puedes seleccionar entre un escritorio u otro, así como crear un nuevo escritorio.

Chromebook permite también que varias personas de tu entorno compartan el mismo dispositivo, manteniendo una configuración independiente para cada usuario.

Si trabajas con G Suite, puedes tener una sesión profesional totalmente independiente de tu sesión personal, lo cual permite emplear el mismo dispositivo tanto en el plano personal como en el profesional.

9. Trabajar sin conexión

Las aplicaciones de Drive y Gmail también funcionan cuando no estás conectado a la red. Esto permite que, aunque no tengas internet en momentos puntuales, puedas seguir redactando documentos, trabajando en hojas de cálculo o contestando emails.

Cuando vuelvas a conectarte a la red, tu Chromebook automáticamente actualizará tus documentos en Drive y enviará tus emails.

10. Puedes ejecutar Linux

Desde 2018, algunos modelos de Chromebook pueden funcionar también con Linux.

Esta característica, todavía está en fase experimental, permite usar los Chromebooks para crear programas y aplicaciones.

Cómo saber si un Chromebook es bueno para ti

Hazte esta pregunta:

Cuando usas tu ordenador, ¿haces tus tareas sin salir del navegador?

Primera opción: «Sí»

Si empleas exclusivamente aplicaciones web para realizar todos tus trabajos, entonces sin duda que un Chromebook es una excelente elección.

Los Chromebooks están optimizados para las aplicaciones de Google, y se integran muy bien con los móviles Android. En ningún ordenador funciona mejor Chrome que en un Chromebook. Lo mismo puede decirse de Gmail, Google Documents, Google Maps, etc.

Por lo tanto, otro factor importante es qué tanto empleas las aplicaciones de Google en tu vida diaria, y si Chrome es tu navegador habitual. Si también respondes que sí, entonces un Chromebook te irá como anillo al dedo.

Segunda opción: «No. También necesito usar programas instalados en mi ordenador»

Si utilizas regularmente programas instalados en tu ordenador, y si estos te son indispensables y no están disponibles online, posiblemente un Chromebook no sea la elección más adecuada.

Tercera opción: «Habitualmente sí, pero de vez en cuando también empleo programas instalados en mi PC»

Tal vez hay algunos programas de los que no puedes prescindir, pero que solo usas una vez de tanto en cuanto.

Son como ese taladro que solo necesitas dos veces al año, pero que te alegras de tener cuando hay que colgar un cuadro.

Si este es tu caso, un Chromebook podría ser una buena opción, siempre y cuando encuentres una solución para seguir usando esos programas.

Cómo usar programas de Windows en Chromebook

Ya sabes que en un Chromebook no se pueden instalar programas. Sin embargo, esto no implica necesariamente que debas renunciar a usar programas para PC.

Te comento cuatro posibles soluciones.

1. Trabaja con tu programa en la nube

Algunas de las aplicaciones que tradicionalmente se instalaban en el PC hoy en día están disponibles online. Tal vez el programas que necesitas también lo esté.

Un ejemplo podría ser Skype. En vez de instalar Skype en el PC, como se ha hecho siempre, también puedes directamente ir a la web de Skype y usarlo desde el navegador.

2. Usa una app de Google Play o de Chrome Web Store

Verifica si el programa que necesitas está disponible en forma de aplicación o de extensión en Google Play o en Google Chrome Store.

Siguiendo con el ejemplo de Skype, también tienes la opción de usar la app para Android de Skype en el Chromebook, gracias a que algunos modelos de Chromebook (no todos) permiten instalar aplicaciones disponibles en Google Play.

Office también cuenta con una aplicación para Chrome llamada Office Online.

(Hablando de Office, aprovecho para comentarte que Google Drive permite importar documentos de Words, Excel y PowerPoint, y luego pasarlos al formato equivalente de Google Drive para editarlos. Viceversa, también es posible guardar tus documentos de Google Drive en formato de Office).

3. Instala CrossOver

Si el programa que necesitas no está disponible online ni en forma de app para Android, prueba con CrossOver.

CrossOver es una app que te permite instalar programas de Windows en el Chromebook.

El inconveniente es que esta aplicación todavía está en fase experimental, por lo que es posible que algunos programas no se ejecuten a la perfección. No obstante, es una alternativa interesante que vale la pena considerar.

4. Trabaja con un escritorio remoto

Si ninguna de las soluciones anteriores funciona, todavía tienes un último recurso: trabajar con tu PC desde tu Chromebook

El Escritorio Remoto de Chrome permite conectar un Chromebook con un PC o un Mac. De esta forma, puedes usar tu Chromebook para la mayoría de tareas, y acceder a tu otro ordenador solo en los momentos puntuales en los que necesitas un programa concreto.

Diferencias entre un Chromebook y un portátil

En esta infografía puedes visualizar rápidamente las cinco diferencias más importantes entre un PC y un Chromebook.

Infografía de las cinco diferencias más importantes entre Chromebook y un ordenador con Windows

¿Cuál es el mejor Chromebook?

Hay una gran variedad de modelos de Chromebook para escoger; su precio varia desde poco más de 200 euros en los modelos más sencillos hasta más de 1000 euros en el Chromebook Pixelbook Go.

Para ayudarte a escoger entre tanta variedad, te comento tres aspectos importantes: la marca, la pantalla y el teclado.

La marca

Los Chromebooks son fabricados por varias marcas: Asus, HP, Lenovo, Samsung, etc. Todas las marcas tienen modelos con críticas mayoritariamente buenas, y otros donde prevalecen las críticas negativas. Es difícil decidir objetivamente cuál marca es «la mejor».

De todas formas, por si te sirve de referencia, el mío es un Acer con procesador Intel, y me ha dado un resultado excelente. Ningún problema serio después de cuatro años de uso muy intenso. (Aquí puedes ver el precio actual de un modelo de Chromebook Acer recomendado por Amazon).

La pantalla

Los diferentes modelos de Chromebook vienen con pantallas que oscilan entre 10 y 15 pulgadas, aproximadamente.

Al comparar los Chromebooks grandes con los pequeños, he comprobado que la mejora en imagen y sonido de los primeros bien vale la diferencia de precio.

En cuanto a la calidad de imagen, el mejor es el Chromebook Pixelbook Go, pero de momento solo está disponible en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

El teclado

Una comentario recurrente de los compradores arrepentidos de un Chromebook es más o menos así: «¡Es una estafa! El teclado no está en español. Lo he devuelto.»

En realidad, el idioma del teclado no tiene ninguna importancia. Puedes comprar un Chromebook en Alemania con teclado alemán. Luego, lo único que tendrás que hacer es ir a «Configuración», cambiar el lenguaje, y seguidamente seleccionar el teclado en tu idioma.

El único detalle es que los símbolos de las teclas no se corresponderían con los del teclado en tu idioma. Si esto te supone un problema, puedes comprar unos adhesivos muy baratos para cambiar el símbolo de las teclas (aquí puedes ver cuánto valen en Amazon).

Qué hacer si tu Chromebook se vuelve lento

Si te decides a comprar un Chromebook, es posible que eventualmente notes que va más lento que antes. Estas sugerencias te ayudarán a volverlo rápido como el primer día.

1. Lo más sencillo: reinícialo

Si con el paso de las horas tu Chromebook se vuelve más lento, no hay más que reiniciarlo para solucionar el problema en pocos segundos. (Esto a veces ocurre cuando Chrome OS descarga una actualización en segundo plano).

Si la lentitud se vuelve crónica, explora las siguientes opciones.

2. Desactiva la función de sincronizar Google Drive

Sincronizar Google Drive es muy útil para seguir trabajando cuando no tienes conexión a internet.

La contrapartida es que este proceso puede ralentizar el rendimiento del Chromebook.

Si estás conectado a internet la mayor parte del tiempo, tal vez te convenga sacrificar esta función para ganar en rendimiento.

Para desactivarla, accede a Drive y haz clic en el icono del engranaje (arriba a la derecha) para acceder a Configuración. En la pestaña “General”, desactiva la casilla que pone “Sincroniza los ficheros de Documentos, Hojas de cálculo, Presentaciones y Dibujos de Google con este ordenador para poder editarlos sin conexión.”

3. Desactiva las extensiones que no estás usando

Cada extensión activa de Chrome consume recursos. Para optimizar el rendimiento, es recomendable tener activadas únicamente las extensiones que necesitas.

Este proceso se puede hacer fácilmente gracias a Extensity, una extensión que activa y desactiva otras extensiones con solo un clic.

Ejemplo de la extensión Extensity en acción
Con Extensity puedes activar en un instante las extensiones que necesitas. (Las extensiones en gris no están activas).

4. Descarta las extensiones que consumen muchos recursos

Hay extensiones de Chrome que tienen el inconveniente de que consumen muchos recursos. Siempre que sea posible, es preferible sustituir esa extensión por otra que haga la misma función sin consumir tantos recursos.

Por ejemplo, una extensión que ralentiza mucho la carga de las páginas es AdBlock, una popular herramienta para bloquear anuncios. En cambio, uBlock Origin da el mismo resultado sin consumir tantos recursos.

Para saber cuántos recursos consume cada extensión, abre el Gestor de tareas de Chrome presionando tecla de búsqueda + esc.

5. Ejecuta Powerwash

Powerwash devuelve el Chromebook a su estado original de fábrica. Cuando todas las otras soluciones fallan, Powerwash es la manera segura de solucionar un problema persistente relacionado con el rendimiento o la configuración.

Puedes acceder a esta función desde aquí: Configuración > Configuración avanzada > Restablece la configuración.

IMPORTANTE. Antes de ejecutar Powerwash hay varias cosas que debes tener en cuenta:

  • Todos los archivos que tengas en el Chromebook se perderán. Te recomiendo encarecidamente que antes de ejecutar Powerwash subas a Drive una copia de «Mis archivos».
  • Algunas extensiones de Chrome almacenan sus archivos en el dispositivo (como por ejemplo ProKeys, una extensión muy útil para contestar rápidamente emails). Para no perder esos archivos, asegúrate de hacer una copia de seguridad de los mismos antes de ejecutar Powerwash.
  • Luego de ejecutar Powerwash el Chromebook tardará unos minutos en volver a estar plenamente operativo, ya que tendrá que volver a actualizarse. Deberás volver a identificarte con tu cuenta de Google y reinstalar tus contraseñas de wifi.
Anterior

Estrategia para conseguir tráfico

Cómo medir el tráfico de tu página web

Siguiente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.