Estrategia para conseguir tráfico

| |

La estrategia que te propongo para conseguir tráfico a tu web es fácil de seguir. Además, no te costará dinero. Sin embargo, requiere trabajo, disciplina y paciencia.

Consta de cuatro pasos:

  1. Aprende cómo descubrir qué busca la gente en Google.
  2. Analiza en qué búsquedas puedes llegar a la primera posición de Google.
  3. Haz una selección de 40 búsquedas.
  4. Escribe 40 artículos en tu blog para cada una de esas búsquedas.

Las dos únicas herramientas que necesitas para conseguir tráfico

Para atraer tráfico a tu web con esta estrategia solo necesitas dos cosas, y ambas son gratuitas:

  1. Un blog en tu web
  2. Google

Necesitas tener un blog en tu web para poder crear contenido que te aporte tráfico. Si tu web trata sobre tu negocio, es posible que con unas pocas páginas tengas suficiente. El problema es que este tipo de páginas suelen ser aburridas y estáticas, y es difícil que tu web consiga un tráfico apreciable solo con ellas.

Un blog, en cambio, le aporta vida a tu web, ya que te permite añadir regularmente nuevo contenido que responda a búsquedas en Google.

Cada uno de los artículos de tu blog que esté bien posicionado en Google generará un cierto tráfico a tu web. Mientras más artículos bien posicionados tengas, más tráfico atraerás a tu web.

La otra herramienta que necesitas es el propio Google. Vamos aprender a usarlo de forma diferente a la habitual para averiguar qué busca la gente en él.

Esta información es fundamental, ya que no te sirve de nada crear contenido sobre algo que no le interesa a nadie. Si nadie lo busca en Google, ¿qué sentido tiene que gastes energía en hacer un artículo sobre ese tema? No te aportará nada de tráfico.

Que no vamos a hacer para conseguir tráfico

Esta estrategia para atraer tráfico se basa en dos premisas: que sea simple y que no cueste dinero.

Por eso, vamos a prescindir del Santo Grial del SEO: los enlaces. No es que los enlaces no sean importantes para posicionar. Lo son, y mucho, tal como reconoce el propio Google:

«Si en un sitio web destacado sobre un tema concreto existen enlaces a una página web, seguramente su información sea de calidad.»

Búsqueda de Google > Algoritmos de búsqueda

Lo que vamos a hacer es optimizar nuestro esfuerzo. En vez de gastar tiempo, energía y tal vez dinero en conseguir enlaces de forma artificial (y exponernos, de paso, a que Google nos penalice), vamos a aplicar el esfuerzo en escribir contenido de calidad, y dejaremos que los enlaces se produzcan de forma natural.

Tampoco vamos a usar costosas herramientas de SEO como SEMrush, Ahrefs, Moz, etc.

He comprobado es que se puede conseguir tráfico sin usar herramientas de SEO y sin preocuparte de conseguir enlaces.

Pasos de la estrategia para conseguir tráfico a tu web

A continuación, vamos a estudiar con detalle cada uno de los pasos de esta estrategia tan fácil para atraer más visitas a tu sitio web.

Infografía de la estrategia para conseguir tráfico a tu web en cuatro pasos. Primero: aprende cómo descubrir qué busca la gente en Google. Segundo: analiza en cuáles de esas búsquedas tienes una opción real de salir en la primera posición de Google.
Tercero: haz una selección de 40 búsquedas.Cuarto: escribe 40 artículos en tu blog para cada una de esas búsquedas.

Primer paso: aprende cómo descubrir qué busca la gente en Google

Cuando tengas una idea para escribir una entrada en tu blog, escríbela en Google y fíjate qué hace el autocompletar: si se activa, quiere decir que lo que has escrito tiene búsquedas.

En cambio, si no te sugiere nada, significa que nadie busca eso en Google. Por lo tanto, no te sirve, y deberás buscar otra idea.

Vamos a verlo con un ejemplo. Supongamos que tienes una web sobre bonsáis. ¿De qué podrías escribir en tu blog?

Ve a Google y escribe algo relacionado con bonsáis. Para empezar, una buena idea es combinar la palabra clave principal (en este caso, bonsái) con palabras del estilo de como, que, por que, donde, cual, cuando, etc. (En Google no hace falta escribir acentos).

Así que podemos empezar por escribir «que bonsai». Esto es lo que nos sugiere el autocompletar:

Resultados sugeridos por Google para la búsqueda "que bonsai"

Ahora deberás analizar cuidadosamente la competencia para cada uno de estos resultados, hasta que des con una búsqueda donde tengas una buena opción de posicionarte en primera posición. (Esto te lo explicaré con todo detalle en el siguiente paso).

Si necesitas más resultados, clica al final de la última palabra de la búsqueda y obtendrás nuevos resultados. Fíjate, por ejemplo, en las nuevas opciones que Google sugiere para «que bonsai comprar»:

Lista de sugerencias de Google para la búsqueda "que bonsai comprar"

Un poco más abajo, Google a veces sugiere preguntas relacionadas que también vale la pena explorar:

Sugerencias de Google ("People also ask")

Por si fuera poco, al pie de página también se abren nuevas posibilidades:

Resultados relacionados con la búsqueda en Google de "que bonsai" al final de la primera página

Fíjate en todo lo que hemos encontrado después de una búsqueda superficial en base a «que bonsai». Si quieres todavía más, no tienes más que repetir el mismo proceso cambiando la palabra que por como, donde, cual, cuando, etc.

El asterisco mágico

Si no encuentras nada, añade un asterisco: Google sustituirá el asterisco por una o más palabras. Siguiendo con el ejemplo anterior, al escribir «que * bonsai» se obtiene:

Resultados que Google sugiere al intercalar un asterisco entre "que" y "bonsai"

Las posibilidades del autocompletar de Google para descubrir qué busca la gente son ilimitadas. Gracias a él, si tienes paciencia encontrarás un montón de búsquedas en las que puedes posicionarte.

AnswerThePublic es una herramienta gratuita muy útil para descubrir qué busca la gente en Google. Su funcionamiento es muy sencillo; lo único que debes hacer es seleccionar tu idioma y escribir la palabra clave que te interesa. ¡En pocos segundos obtendrás un montón de resultados!

Segundo paso: analiza en qué búsquedas puedes llegar a la primera posición de Google

El siguiente paso consiste en evaluar la competencia.

No basta con descubrir qué palabras tienen búsquedas en Google. Es esencial, además, analizar cuidadosamente la competencia. Si es muy fuerte, no tiene sentido perder el tiempo, ya que las opciones reales de posicionar bien en esa búsqueda son bajas.

Vamos a centrar nuestra estrategia en competir únicamente en las búsquedas en las que tengamos posibilidades razonables de posicionarnos en la primera posición de Google.

Los factores más importantes en los que debes fijarte para evaluar la competencia son los siguientes:

  1. Autoridad de la web
  2. ¿Satisface exactamente la búsqueda?
  3. Calidad del texto
  4. Cantidad de palabras
  5. Antigüedad de la página

Vamos a ver cada punto en detalle.

PRECAUCIÓN. Evaluar objetivamente la competencia no es fácil. Los cinco puntos que veremos a continuación son muy importantes pero no son una regla infalible. Es fácil equivocarse al evaluar la dificultad de competir en una búsqueda. Ya sea por exceso de entusiasmo o por falta de atención, a veces nos obnubilamos y vemos la competencia más fácil de lo que es en realidad. Cuando esto pasa es un desastre, ya que las búsquedas equivocadas nos hacen perder esfuerzo y tiempo. Cuando evalúes la competencia de una búsqueda, haz como Spock en Star Trek: sé frío, meticuloso, lógico y tan objetivo como puedas.

1. Autoridad de la web

Puede ser muy difícil posicionar bien en Google si los primeros resultados están ocupados por webs de mucha autoridad: la Wikipedia, entidades gubernamentales, sitios muy populares, medios de comunicación relevantes, etc.

Sin embargo, esto no necesariamente es un factor determinante. Si tu web todavía no tiene autoridad, pero tu artículo es muy bueno, y en cambio el de la web de autoridad es mediocre, es muy posible que Google acabe prefiriendo el tuyo.

Atención a los foros. Cuando en los primeros resultados encuentras respuestas de foros, es muy buena señal. Las respuestas en los foros están en la parte baja de la escala. Por eso, si las encuentras en las primeras posiciones son un indicador de que en esa búsqueda puede haber una buena oportunidad para posicionar.

2. ¿Satisface exactamente la búsqueda?

A veces no existe ninguna página que responda exactamente a la búsqueda. En este caso, Google posiciona los artículos que más se aproximan a la información solicitada.

Por ejemplo, fíjate en los resultados para esta búsqueda sugerida por el autocompletar de Google: «cual es el arbol mas facil para hacer un bonsai«.

Resultados de Google para la búsqueda "cuál es el árbol más fácil para hacer un bonsai"
Ninguno de estos resultados contesta exactamente la pregunta formulada en Google.

Si te encuentras con una búsqueda así es genial, ya que tienes la oportunidad de escribir un artículo que conteste exactamente la pregunta. Si lo haces bien, es muy probable que Google te premie con la primera posición.

3. Calidad del texto

El objetivo de Google es posicionar en los primeros lugares a los mejores contenidos. Con el paso de los años, Google se vuelve cada vez más inteligente y más hábil para detectar la calidad de un texto.

La calidad del artículo es el punto fundamental para posicionar, y es posible que llegue un día en que sea el único punto a tener en cuenta.

Cuando analices la competencia, fíjate en cómo está escrito el artículo. ¿Es claro y conciso, o por el contrario, está lleno de palabrería irrelevante? ¿Es agradable de leer? ¿Está bien redactado?

4. Cantidad de palabras

Según afirma John Mueller en Reddit (quien tiene el cargo de Webmaster Trends Analyst en Google), la cantidad de palabras no es un factor determinante para posicionar en Google. En 2018, Mueller ya había comentado este asunto en Twitter:

No obstante, ciertos estudios revelan que las páginas que están en primera posición suelen tener muchas palabras. ¿Cómo se explica esta aparente contradicción?

Parece ser que los artículos largos tienden a generar más backlinks que los artículos cortos. (Los backlinks son enlaces entrantes, es decir, enlaces desde otras webs apuntando hacia tu página). Según sugiere Brian Dean, es muy posible que esta capacidad de los artículos largos de atraer más backlinks sea la verdadera razón por la que posicionan mejor.

Sea como sea, si te fijas en la longitud de los artículos con los que quieres competir, puedes hacerte una buena idea de qué tan difícil te será desbancarlos.

Se puede considerar que un artículo comienza a ser consistente a partir de las 800 palabras. (Según un estudio de Ahref de 2017, la mayoría de artículos en la primera posición de Google tienen, en promedio, casi 800 palabras).

Un competidor puede ser difícil de batir a partir de las 1500 palabras, en tanto que los artículos de 2000 palabras o más suelen ser huesos muy duros de roer.

5. Antigüedad del artículo

A Google le gusta la información actualizada. Si los primeros puestos de una búsqueda están ocupados por artículos obsoletos, una entrada reciente y potente puede tener una oportunidad excelente de posicionar bien.

Cuanto más antiguos sean los artículos de la competencia, tanto mejor para ti.

Como ejemplo, fíjate en las fechas de los primeros resultados para la búsqueda «como revivir un bonsai»:

Ejemplo de resultados obsoletos en una búsqueda de Google
Los resultados obsoletos sugieren una buena oportunidad de posicionar nuevo contenido.

¿Por qué es tan importante estar en la primera posición de Google?

Un estudio reciente de Backlinko analizó cómo varía el CTR en relación a la posición en Google. (El CTR es la cantidad de clicks en relación a la cantidad de impresiones).

El estudio demuestra que la primera posición de Google tiene un CTR de 31,73%. Compara esto con el CTR del resto de las posiciones:

  • 2.ª: 24,71%
  • 3.ª: 18,66%
  • 4.ª: 13,60%
  • 5.ª: 9,51%
  • 6.ª: 6,23%

(Entre la séptima y la décima posición, el CTR es muy similar y oscila entre 4,15 y 3,09%).

Por lo tanto, la diferencia de clicks (y por lo tanto de tráfico) en la primera posición de Google ¡es 10 veces superior al de la décima posición!

Por eso, para nuestra estrategia, es fundamental invertir nuestras energías en competir solo en aquellas búsquedas en las que tenemos una oportunidad razonable de llegar a la primera posición.

Haz como los mineros

Dibujo de un minero

Cuando pienso en esta estrategia, me viene a la mente la imagen de un minero de California en la época de la fiebre del oro. Para encontrar oro, se adentraban más y más en la tierra hasta que, si tenían suerte, encontraban una veta valiosa y llena de riquezas.

Siguiendo con el ejemplo de los bonsáis, si fuésemos mineros el primer estrato de nuestra mina sería «que bonsai». Si no encontramos una veta aquí, podemos bajar al siguiente estrato con el asterisco mágico y probar con «que * bonsai». Si tampoco encontramos riquezas, bajamos otros estrato más con cualquiera de las combinaciones posibles, y así sucesivamente, hasta que de pronto encontremos oro en una veta profunda e inesperada, tipo «como saber que tipo de bonsai tengo«.

Mientras más específica es una búsqueda, menor es la competencia. La contrapartida es que la cantidad de búsquedas mensuales también es menor. Es decir, si posicionas para la búsqueda «tipos de bonsai» conseguirás más tráfico que si posicionas para la búsqueda «tipos de bonsai en Mexico«.

No cometas el error de despreciar una búsqueda porque te parece demasiado específica y crees que te aportará poco tráfico.

El éxito de esta estrategia se basa en el tráfico que te aportará el conjunto de todos tus artículos. Unos te aportarán más, otros menos, pero todos son valiosos.

Tercer paso: haz una selección de 40 búsquedas

Crea una hoja de cálculo y apunta en ella los resultados que vas encontrando. Solo debes apuntar los resultados depurados, es decir, aquellos en los que tienes una opción real de llegar a la primera posición de Google.

Puedes hacer la lista tan larga como quieras. No obstante, te recomiendo que la hagas de 40 resultados, ya que esto te debería asegurar una cantidad de tráfico relevante, de al menos varios cientos de visitas diarias; tal vez incluso llegues (o pases) el millar de visitas diarias.

Por otra parte, esta lista te permitirá crear contenido de inmediato y sin vacilar, optimizando así tu tiempo y esfuerzo.

A modo de ejemplo, esta es la lista de mi propio blog. El artículo que estás leyendo corresponde al primer resultado.

Ejemplo de lista de resultados en una hoja de cálculo.

Te sugiero que hagas tres columnas. En la primera columna escribe la búsqueda a la que quieres optar. En la segunda pon una marca de verificación indicando que has revisado bien la competencia y que te parece factible posicionar.

Destina la tercera a apuntar observaciones útiles para cuando escribas el artículo. (Por ejemplo, si te conviene incidir en un aspecto concreto para superar la competencia).

Cuarto paso: escribe 40 artículos en tu blog para cada una de esas búsquedas

Este es el paso más laborioso, y te llevará semanas o incluso meses completarlo. Consiste en escribir artículos excelentes en el blog de tu web sobre cada una de las búsquedas de tu hoja de cálculo.

Cuando escribas tus contenidos, procura no cometer los errores que detectaste en tus competidores.

Estos son los puntos que no debes descuidar.

1. Contesta con precisión la búsqueda de Google.

Si las palabras clave por la que compites son, por ejemplo, «como quitar una mancha de cafe en la alfombra«, haz que tu artículo trate exactamente de este tema. Esto no quiere decir que no puedes complementarlo con información relevante relacionada con este asunto, pero tu artículo debe estar centrado en cómo quitar una mancha de café de una alfombra.

No hace falta que emplees exactamente las palabras de la búsqueda. Google es bastante inteligente como para entender los sinónimos y el sentido profundo de las palabras. Si escribes sobre cómo limpiar salpicaduras de café de la moqueta, también te estás posicionando para «como quitar una mancha de cafe en la alfombra«.

2. Intenta que cada una de tus entradas sea excelente.

Cada vez más, el factor determinante para posicionar en Google es la calidad y originalidad del contenido.

Haz de la calidad el eje central de tu estrategia.

De esta forma, te aseguras que tu artículo sea una fuente de tráfico a tu web durante años.

Escribe para tu lector, no para Google. Intenta darle la información que está buscando de la mejor forma posible, y procura que tenga una experiencia satisfactoria.

3. Da la información más relevante al principio del artículo.

Intenta dar una respuesta rápida a la búsqueda de Google en los dos primeros párrafos.

Si lo haces bien, es posible que Google, además de posicionarte en primera posición, ponga tu respuesta rápida en un fragmento destacado, los cuales son geniales para conseguir tráfico.

Ejemplo de respuesta destacada de Google
Ejemplo de un fragmento destacado en Google para la consulta «¿Cuántos árboles se necesitan para hacer una hoja de papel?«.

Luego de dar una respuesta rápida, desarrolla el tema en profundidad y siguiendo un orden coherente, de más relevante a menos relevante. Un ejemplo de estructura coherente podría ser:

  1. Respuesta rápida en forma de resumen
  2. Desarrollo en profundidad
  3. Ejemplos
  4. Información complementaria

No te olvides de usar las etiquetas de los encabezados (H2, H3, H4) respetando la jerarquía. Si usas WordPress, puedes verificar fácilmente que no hayan incoherencias en tus encabezados:

Ejemplo de estructura de contenido incorrecta
Los usuarios de WordPress pueden verificar fácilmente la coherencia de los encabezados.

4. escribe artículos largos.

Hemos visto que, en principio, los artículos largos tienen más posibilidades de posicionar bien.

Sin embargo, no intentes alargar artificialmente tu artículo con información irrelevante. Más bien, sé meticuloso y exhaustivo. De esta forma, tu artículo será largo de forma espontánea y natural.

¿Y si el tema no da para más?

Si el artículo te queda demasiado corto y ya has dado toda la información relevante, puedes complementarlo con información relacionada.

Los resultados del autocompletar y las búsquedas relacionadas te pueden orientar sobre los temas complementarios que puedes incluir en tu artículo.

Por ejemplo, siguiendo con el último ejemplo sobre cuántos árboles se necesitan para hacer una hoja de papel, toda la información relevante se puede dar en apenas uno o dos párrafos.

Ahora bien, si echamos mano del autocompletar, obtenemos estas búsquedas relacionadas:

Ejemplo de autocompletar y búsqueda sugerida de Google para las palabras clave "¿Cuántos árboles se necesitan para hacer una hoja de papel?"

Los resultados indican que podríamos complementar el artículo con información sobre, por ejemplo:

  • cuántos árboles se necesitan para hacer una tonelada de papel
  • cuántos árboles se necesitan para hacer 500 y 1000 hojas de papel
  • cuánto papel se usa en un año en el mundo
  • cómo se hace el papel

5. Usa los trucos clásicos de SEO.

Como ya te he comentado, creo que llegará el día en que el único factor relevante para posicionar será la calidad del artículo.

Sin embargo, mientras llega ese día, no está de más echar mano de algunos trucos de SEO que no entrañan ningún riesgo de que Google nos penalice.

Si empleas WordPress, el plugin Yoast SEO te será muy práctico para repasar los puntos más importantes:

  1. Haz que el título de tu artículo coincida con la búsqueda por la que compites. Recuerda que Google también entiende los sinónimos.
  2. Añade imágenes y tal vez algún vídeo, y pon texto relevante en los atributos alt. Si viene al caso, incluye en algunos de los atributos alt las palabras clave (o sinónimos). Procura que las imágenes sean originales y echas por ti. Si puedes añadir algún vídeo todavía mejor, ya que eso aumentará el tiempo de permanencia en tu página y esto es uno de los factores que Google toma en cuenta para posicionar.
  3. Asegúrate de que las palabras clave o sinónimos están presentes en algunos de los encabezados y en el texto del artículo. La mayor parte de las veces esto ocurre de forma natural, pero no está de más asegurarse.
  4. Si es relevante, añade al menos uno o dos enlaces salientes hacia otras webs relacionadas.
  5. Añade enlaces dentro de tu web que apunten a tu artículo. Después de publicar el artículo, es recomendable añadir enlaces al nuevo artículo en otras entradas. Si puede ser, procura que el texto del enlace coincida con las palabras clave o con sinónimos de las mismas.

La paciencia es la clave del éxito

Es fundamental que tengas paciencia y no te desanimes. Después de publicar un artículo, Google a veces lo posiciona en algún lugar de la primera página, como si lo estuviera probando.

Luego, el artículo desaparece del radar, y al cabo de días o semanas vuelve a aparecer en las páginas interiores y va escalando posiciones poco a poco. En ocasiones, la subida puede tardar semanas o meses, especialmente si la web es reciente y no tiene autoridad.

Debes armarte de paciencia. Ocúpate de escribir los artículos de tu lista, poco a poco y con ritmo constante, y no te preocupes de lo que hace Google.

Los resultados llegarán si eres constante y sabes esperar.


Google and the Google logo are registered trademarks of Google LLC, used with permission.

¿Qué es un Chromebook?

Siguiente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.